Uno de los problemas más comunes en hogares y negocios es cuando una lavadora no centrifuga o no exprime correctamente, ya sea por daños en el equipo o por factores externos. 

Si su electrodoméstico presenta alguna de estas situaciones: aplique estos consejos prácticos para detectar el problema y solucionarlo. 

Sin embargo, si persiste el error, lo mejor será contactar a un técnico reparador para recibir la asesoría adecuada. 


6 razones por las que mi lavadora no centrifuga


Cuando una lavadora no centrifuga ni exprime, el origen puede estar en diferentes factores, desde objetos que obstruyen el equipo hasta fallas en sus piezas. 

Problemas externos


En ocasiones, el equipo no tiene ningún inconveniente, sino que hay otros motivos ajenos que están afectando su funcionamiento. 


1. Fallas en el cableado 

Si una lavadora no centrifuga ni exprime, la causa puede estar en el cable o el contacto al que está conectado. 

Revise que el cable no esté roto o descarapelado, además de que el enchufe esté colocado correctamente y no muestre signos de quemaduras. 


2. El tubo de desagüe está atascado 

Otra de las razones por las cuales hay fallas en ciclo de lavado es porque el tubo del desagüe está obstruido, lo que impide que se pueda vaciar el agua del tambor de la lavadora. 

Verifique que no haya suciedad o algún objeto obstruyendo la salida; si lo hay, retírelo para que la lavadora expulse el agua y centrifugue. 

causas-por-las-que-una-lavadora-deja-de-centrifugar
Principales causas por las que una lavadora deja de centrifugar y exprimir.

3. La carga está mal distribuida 

En ocasiones, una lavadora no centrifuga o no exprime porque las prendas están mal distribuidas en el tambor, lo que ocurre principalmente cuando es ropa de cama.  

Esto puede ocasionar que la tina gire lentamente o que choque con las paredes cuando intenta acelerar. Si esto le sucede, revise que no haya excedido el peso máximo y que la ropa esté bien distribuida. 


Problemas internos


Si no existe ningún inconveniente con el cableado, el tubo del desagüe ni la carga de ropa, entonces alguno de los componentes de la lavadora tiene un desperfecto.

Estas son las principales piezas que podrían presentar una falla y provocar que una lavadora no centrifugue o no exprima. 


4. Fallas en el motor 

El motor de una lavadora es el encargado de hacer que la tina gire, ya sea para lavar o exprimir. Si el equipo no centrifuga, quizá esta pieza no tenga el voltaje suficiente o esté quemada. 

Una de las señales que nos indica que un motor está averiado es el olor, además de que en teoría la lavadora no podría realizar otras tareas. 

reparacion-de-lavadoras-a-domicilio
Contactar a un técnico reparador de lavadoras a domicilio en CDMX y Estado de México.

5. Problemas con la bomba de agua 

La bomba de agua es la pieza encargada de suministrar y vaciar el agua del equipo, por lo que es indispensable al momento de centrifugar y exprimir. 

Si esta no es capaz de realizar su función, el agua se queda estancada en la tina, lo que puede dañar otras piezas y ser la causa por la cual su lavadora no centrifuga ni exprime. 


6. La correa está rota o floja 

La banda de una lavadora se encarga de unir la tina con el motor para que esta pueda girar. Cuando una lavadora no centrifuga ni exprime, puede ser porque dicha pieza está rota o floja. 


Arreglamos su lavadora a domicilio


Si a pesar de estas revisiones no puede identificar la causa por la cual su lavadora no centrifuga ni exprime, nosotros le ayudamos a detectar la falla y repararla.

Contamos con un equipo certificado capaz de atender necesidades domésticas o comerciales y reparar lavadoras que no centrifugan de Whirlpool, Mabe, Samsung, entre otras marcas. 


Reparamos lavadoras a domicilio 
y le brindamos una garantía por escrito para que tenga la seguridad de que su electrodoméstico quedará en buenas condiciones. 

Llámenos y agende la visita de un técnico reparador quien le ayudará si su lavadora no centrifuga ni exprime.