Si el recibo de luz llega con variaciones o aumentos inesperados en el consumo de energía, podría ser una señal de que nuestro refrigerador no está funcionando de manera adecuada. Sin embargo, solamente un técnico certificado puede asegurarnos que se trata del refrigerador o indicarnos si se debe a otro electrodoméstico o situación con la instalación eléctrica.  

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los refrigeradores son de los electrodomésticos de mayor consumo de energía en los hogares y pueden representar hasta el 20 % del total.  

¿Cuántos watts consume un refrigerador?  


Una tabla de la CFE revela que un modelo de más de 10 años puede consumir mensualmente hasta 120 kilowatts- hora y que un refrigerador de 25 a 27 pies cúbicos gasta 156 kilowatts- hora. Los modelos considerados de consumo medio son los de 11 a 12 pies (60), seguidos por los de 14 a 16 (70) y 18 a 22 (90). Sin embargo, todo depende de su tiempo de antigüedad, uso y si cuentan con un mantenimiento adecuado. 



Estas son algunas posibles causas por las que su refrigerador está consumiendo mucha energía. 

Falta de espacio interno 


Comprueba si tu refrigerador cuenta con el espacio interno suficiente para que el aire frío circule. Si su equipo se encuentra saturado y cuenta con poco espacio, seguramente afectará su funcionamiento.  

Al saturar el espacio interno, el sistema de enfriamiento necesitará más energía para trabajar de manera adecuada y mantener los alimentos en estado óptimo.   

Sellos y cierre hermético de la puerta del refrigerador  


Los sellos y la banda magnética que permite su cierre hermético son elementos muy importantes para no dejar escapar el aire frío y evitar una variación en la temperatura interna.  

Un problema común que se presenta en los modelos con mayor antigüedad es que estos sellos comiencen a fallar debido al desgaste de uso. Por ello, es importante contactar a un especialista para reemplazarlos en caso de no cumplan con su función.  

Si su refrigerador no cierra de manera correcta puede generar diversos problemas relacionados con el consumo de energía: funcionamiento constante del compresor para igualar la temperatura interna, aumento de la humedad y descomposición de los alimentos almacenados.  

Falta de mantenimiento  


Los equipos más nuevos cuentan con tecnología avanzada que ayuda a reducir el consumo de energía. Sin embargo, algunos modelos anteriores necesitan de mantenimiento de manera regular para funcionar de forma óptima y no consumir más electricidad.  

En nuestro contenido sobre 5 señales de que un refrigerador necesita mantenimiento, explicamos que hay diferentes causas por las que un refrigerador no enfría de manera correcta, por ello es importante contactar a un especialista para realizar mantenimiento preventivo y evitar un aumento en el consumo de energía.  

El termostato es un sensor que se encarga de regular la temperatura: esta pieza controla el compresor, lo enciende y apaga para mantener los niveles de frío.  

Una de las señales que nos indican que está fallando es que el compresor se mantiene encendido. Esto genera un consumo elevado de energía, ya que el refrigerador pone todos sus ciclos a trabajar de manera constante.  

Solamente un especialista como con los que cuenta A Domicilio Servicio Urgente puede identificar este tipo de fallas y reemplazar la pieza.  

¿Ha notado un aumento en su recibo de luz? Podría ser su refrigerador, no dude en contactar a un técnico certificado de ADSU.