Existen muchas razones por las cuales las lavadoras comienzan a descomponerse.
La gran mayoría de las veces quienes las utilizamos somos responsables de las fallas que estas comienzan a tener.
Cheque estas acciones a las que puede no estar prestando atención y que dañen su aparato.

Poner cosas por encima de la lavadora

La ropa que lavará suele ponerse un momento sobre el equipo, pero con el paso del tiempo puede que coloque objetos más pesados como trastes, cajas, etcétera. Evite esto.

Revise las bolsas de la ropa

Antes de lavar sus pantalones, camisas o chamarras cheque que en sus bolsas no tenga nada adentro. A veces solemos dejar monedas, llaves y otros accesorios que podrían introducirse en ranuras y dañar la lavadora.

Utilice detergente para lavadora

Revise las instrucciones del jabón que utiliza y evite colocar detergente para lavar a mano pues produce mucha espuma y puede convertirse en un problema.

Saque el agua después de lavar

No olvide descargar la lavadora inmediatamente después de utilizarla pues el tambor debe soportar los litros de agua y el peso de la ropa mojada.

Seque las gomas

Cuando haya retirado su ropa y sacado el agua, seque la lavadora con un trapo seco. Revise bien las gomas y ranuras ya que al no hacerlo se pueden generar hongos y malos olores.

Fuente: genial.guru